Analítica en redes sociales: qué es y para qué sirve

Cómo la analítica social puede ayudarte a hacer crecer tu negocio

Tablas dinámicas, KPIs, ROIs e indicadores varios. Si te dedicas al mundo del Marketing Digital o el Social Media estos son conceptos de analítica con los que probablemente estés muy familiarizado.

Pero, ¿qué es la analítica social?

Cuando hablamos de analítica de Social Media nos referimos al conjunto de acciones que engloban la recolección, medición y análisis de datos generados por la actividad de nuestra marca y sus usuarios en redes sociales.

Cabe destacar que la analítica social debe ser tan importante como la estrategia, la planificación o la generación de contenidos.

¿Por qué es importante la analítica social?

¿Cuáles son los contenidos que mejor funcionan con tu audiencia? ¿Estás convirtiendo a tus seguidores en redes sociales en visitantes de tu web? ¿Cuántos de tus leads o conversiones finales proceden de social? Responder a cualquiera de estas preguntas es complicado si no estás midiendo y analizando cada una de las acciones que realizas en redes sociales.

Por ello, la analítica en social media es fundamental para tu marca porque tiene que servir para identificar necesidades, optimizar resultados y plantear soluciones a problemas concretos. Tal y como explica Gemma Muñoz, CEO en El arte de medir, “los datos no sirven si no impactan en el negocio”.

Además, la analítica social es uno de los mejores termómetros que tienes a tu alcance para tu marca porque te ayuda a saber cómo es la reputación online de tu compañía y el grado de conocimiento del usuario sobre la misma, al tiempo que establece las pautas que te ayudan a identificar el éxito o el fracaso de tu estrategia social.

Bien utilizada, además, la analítica en redes sociales debería servir para sacar a relucir nuevas oportunidades que, de otra forma, podrían haberte pasado desapercibidas entre el enorme “ruido” que existe en el entorno del social media.

Pero entonces, ¿qué deberías estar midiendo en tu estrategia de redes sociales?

Tal y como hemos mencionado anteriormente, medir te ayuda a tomar mejores decisiones y a saber si estás aplicando la estrategia que realmente tu marca necesita. Esto es algo que no es posible realizar si no sabes cómo interpretar los datos que te facilitan las muchas herramientas de analítica que existen en el mercado, para poder darles un valor y así sacarles el máximo rendimiento.

Estos son los pasos básicos para realizar una buena analítica en redes sociales:

  • Identifica los objetivos: normalmente son la respuesta a qué quieres conseguir con tu presencia en redes sociales. ¿Visibilidad, branding, engagement, generación de leads, ventas…? Puede ser solo uno o pueden ser varios, de la misma forma que en cada red social puedes querer alcanzar objetivos diferentes. Sin embargo, en cualquier caso deberían ir en sintonía con tus objetivos de marketing generales.
  • Define las métricas: es muy importante tener definidos los objetivos para saber qué vas a medir y analizar en redes sociales. Las métricas nos dan la guía para saber si la estrategia que estamos siguiendo en redes sociales funciona o no.

Aunque cada marca y cada estrategia requieren de unas métricas diferentes, en líneas generales, estos son los KPI’s que puedes medir en redes sociales:

– De comunidad: quiénes son los seguidores de tu marca en redes sociales, a qué ritmo crece tu comunidad etc. Métricas a analizar: número de followers/fans, ratio de seguidores vs seguidos o número de seguidores perdidos. Algo importante es analizar la calidad de tu comunidad y ver cuáles de nuestros seguidores son influenciadores por el volumen de su comunidad o por su capacidad para viralizar contenidos.

– De alcance: a cuánta gente están llegando tus contenidos o cuántas personas están siendo impactadas por tu marca en redes sociales. Métricas a seguir: alcance, impresiones.

– De interacción: cómo de involucrada está tu audiencia con tus contenidos (o lo que se conoce como engagement). Métricas: total de interacciones, tasa de interacción, clics en enlace, número de mensajes privados etc.

– De conversión: en qué medida tu actividad en redes sociales está convirtiendo a tus seguidores en clientes. Métricas a analizar: tráfico a web desde redes sociales, tiempo en página, total de ventas o leads conseguidos desde visitas que proceden de social etc.

  • Elige las herramientas: para realizar una correcta medición y análisis de datos en redes sociales es fundamental que te ayudes de herramientas: tanto las propias (y gratuitas) de cada red social como otras de pago. La clave es cruzar datos entre todas ellas.
  • Monitoriza y crea el informe de resultados: define la periodicidad con la que vas a monitorizar los datos en tus canales sociales y refleja la evolución en un informe.
  • Extrae conclusiones, recomendaciones y puntos de mejora: esto es básico. Si los datos no te sirven para realizar mejoras es que algo estamos haciendo mal.

Conviene destacar que no únicamente hay que medir las campañas y promociones (que también, por supuesto, porque son donde estás invirtiendo tu dinero) sino también toda tu actividad orgánica (en la que estás invirtiendo tu tiempo y esfuerzos).

Entrada anterior
Trade Marketing, el eslabón entre marketing y ventas
Entrada siguiente
Una publicación llena de talento para Thales España

Entradas relacionadas

Menú