¿Qué es Inbound Marketing?

Inbound marketing es uno de los términos que están más de moda en todas las estrategias de comunicación online ¿pero qué es realmente? ¿y cómo podría ayudar a tu marca a crecer?

Vivimos en un mundo cada vez más digital, podemos estar conectados las 24 horas, acceder a todo tipo de información y ver qué opinan los usuarios sobre productos, empresas, marcas…

Somos consumidores mucho más avanzados, a mayor información mayor poder de decisión, queremos las cosas justo cuando estamos buscándolas, encontrar contenidos que nos interesen y que no nos interrumpan con publicidad.

Es aquí donde entra en escena el Inbound Marketing. Una metodología que busca hacer atractiva tu marca y productos para tus clientes mediante un mix de acciones online: marketing de contenidos, SEO, email marketing, consecución de leads, analítica web y mucho más.

Esto se traduce en la puesta en marcha de acciones no intrusivas en las que buscamos captar clientes a través de la generación de contenidos de valor e interés para ellos, dejando en sus manos la capacidad para decir cuándo podemos entrar en contacto con cada uno de ellos.

Ciclo de Compra vs. Ciclo de Venta

El Inbound Marketing supone un cambio de mentalidad a la hora de enfocar y desarrollar las acciones de promoción, debemos olvidarnos del ciclo de venta y focalizarnos en el ciclo de compra. ¿Esto que quiere decir?

Cuando diseñábamos las acciones de marketing, estábamos acostumbrados a ser nosotros los que moduláramos el mensaje, decidiendo cómo y cuándo debíamos impactar al cliente, suponiendo en qué situación y estado respecto a la adquisición del producto se encontraba.

Todo esto ha cambiado, los nuevos consumidores actúan de una forma diferente a la hora de decidir realizar o no la adquisición de un producto o servicio, debemos cambiar el chip y plantear acciones en base al ciclo de compra.

El ciclo de compra es el proceso por el que el cliente pasa desde que descubre un problema o necesidad hasta que encuentra a una solución al mismo. Las fases que recorren son cuatro:

  • Atención: Es el momento en el que el cliente descubre un problema o necesidad que necesita cubrir.
  • Investigación: Explora las distintas alternativas que puede haber para cubrir esa necesidad o solucionar el problema.
  • Decisión: Analiza todos los elementos y claves que puedan influir en la toma de decisiones, se forma un criterio y se pregunta cuál es la mejor opción.
  • Acción: Momento en el que se formaliza la venta.

El Inbound Marketing no solo trabaja sobre el desarrollo de contenidos atractivos sino también en el contexto en el que llegan a los clientes, es decir, trabaja en el qué decimos y en el cuándo lo decimos.

Adaptando los mensajes y herramientas en base a las cuatro fases que componen el ciclo de compra, podemos acompañar a los clientes en todo el proceso convirtiéndonos en una fuente fiable de información, una marca que aporta valor y que busca satisfacer sus necesidades. En definitiva, convertir a visitantes a nuestra web en clientes, fidelizarles y convertirles en prescriptores de nuestra marca.

Ciclo compra marketing contenidos

Más allá del Marketing de Contenidos

El desarrollo de contenidos es uno de los principales pilares de las estrategias de Inbound Marketing pero hay otros elementos clave para lograr el éxito:

  • Personalización: conforme el cliente va pasando por las distintas fases del ciclo de compra debemos ir adaptando la información que le hacemos llegar para lograr una mayor efectividad.
  • Viralización: debemos aprovechar las redes sociales para amplificar la llegada de nuestros mensajes y fomentar que los clientes difundan los contenidos que hayamos puesto a su disposición.
  • Visibilidad: la información disponible para los clientes en internet es enorme, es necesario aplicar técnicas SEO para logar la máxima visibilidad y posicionar nuestra web y contenidos en base a palabras clave usadas por nuestros clientes para la búsqueda de información.
  • Análisis: chequear los resultados que se están obteniendo a través de las diferentes acciones es fundamental para lograr la conversión de los visitantes de nuestra web en clientes. Un análisis pormenorizado nos permitirá trazar un perfil de los visitantes y adaptar los mensajes para lograr una mayor efectividad en las ventas.

En definitiva, el Inbound Marketing supone un cambio de mentalidad que debe aplicarse en las estrategias de marketing digital para aprovechar al máximo todo el potencial de todos los canales online.

¿Quieres saber más? Ponemos a tu disposición una presentación en la que puedes conocer los pasos para el desarrollo de una estrategia de Inbound Marketing.

¿Quieres conocer más en detalle todo lo que el Inbound Marketing puede hacer por tu marca? Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

Entrada anterior
El empleado motivado, un valor tangible
Entrada siguiente
Buen branding, buenos resultados

Entradas relacionadas

Menú