Experiencias Inmersivas

Nuevas formas de contar historias

¿Te imaginas pasear por Marte en una misión espacial? ¿Bucear totalmente a salvo por la fosa de Las Marianas? En mi caso sería todo un sueño convertido en realidad, pero la realidad me dice que eso es imposible. Bueno, hasta hace poco…

Las nuevas tecnologías de realidad inmersiva —virtual, aumentada, mixta—están haciendo posible que estos “sueños” se conviertan en realidades digitales, abriendo un nuevo camino al desarrollo de contenidos. Y hablamos de todo tipo de contenidos y todo tipo de objetivos.

Experiencias Inmersivas

Imagina que eres una compañía industrial. Pongamos por ejemplo un fabricante de barcos militares. Y tienes un nuevo producto en el mercado o uno en fase de diseño ¿Cómo podrías enseñar a tus potenciales clientes ese producto? ¿Cómo podrías trasladarles las virtudes de ese diseño?

Realidad Virtual

La mejor forma sería poder montarles en el propio barco y darles una vueltecita, ¿no crees? Bueno, pues eso ahora, es posible. Simplemente con unas gafas especiales, y un buen contenido en puedes conseguir en tus potenciales clientes vivan una experiencia cuasi real que te ayude en el proceso de venta.

Imagina las ventajas de un contenido como éste. Si uno de tus canales de venta son las ferias sectoriales, olvídate de costosos traslados de maquinaria o de maquetas. Olvídate de vídeos tradicionales que no permiten mostrar de forma eficiente la totalidad del proyecto.

E imagina cómo tus clientes podrán experimentar tu producto, de una forma completa e inmersiva. Desde luego la experiencia será diferenciadora y mucho más cercana a la conversión que antes. Ya no habrá que revisar extensa documentación para saber si el producto hace o nó lo que el cliente quiere. Podrás mostrárselo en “vivo y en directo” e incluso podrá ser él mismo quien lo compruebe.

La calidad de estos contenidos ha llegado a un punto en el que la experiencia que permiten es lo suficientemente buena como para que nuestro cerebro llegue a procesar la información como real. Eso confiere a estos contenidos una capacidad asombrosa para que el usuario experimente el producto en primera persona.

Realidad Aumentada

¿Te has perdido alguna vez en una nueva ciudad? ¿En la tuya propia? Nada más sencillo que activar alguna aplicación de realidad aumentada para encontrar lo que buscas o una ruta para llegar donde quieras. O imagina que tu médico pudiese observar el interior de tu cuerpo antes o durante una operación.

Las empresas se pueden beneficiar de estos contenidos también para reducir costes, mejorar procesos y aumentar sus ventas.

Mixta

La realidad mixta o MR mezcla los mejores aspectos de ambas, unificando la experiencia para que sólo necesites un único casco o gafas para poder utilizar una u otra.

El usuario puede interactuar con objetos reales dentro de un mundo virtual, estar inmerso en un mundo generado completamente por ordenador, o reproducir elementos virtuales en tu entorno real. Imagina las aplicaciones en el mundo del retail, por ejemplo, o en el sector educativo.

Un despliegue más lento de lo esperado

Lo cierto es que el crecimiento de la realidad virtual, aumentada o mixta, no ha sido todo lo que se podía esperar. La llegada del famoso juego de móviles Pokemon Go hacía pensar que la realidad aumentada sería nuestro día a día, pero aquello quedó en flor de un día. Y las ventas de gafas tipo Oculus, tampoco han despegado todavía. Es posible que la incorporación de juegos inmersivos en plataformas como Xbox o Playstation le den el impulso definitivo a nivel usuario final para que la tecnología coja carrerilla. Esperemos…

Entrada anterior
El evento como oportunidad informativa
Entrada siguiente
Comunicación social, un valor al alza

Entradas relacionadas

Menú