Varenga_SocialEmployeeAdvocacy

Por qué deberías apostar por el Social Employee Advocacy

Seguro que has oído hablar más de una vez del employee advocacy y de los muchos beneficios que puede tener para la estrategia de tu compañía. Esto no es otra cosa que trabajar para convertir a los empleados de una empresa en prescriptores de la propia marca.

Las tendencias digitales de 2019 le añaden a la ecuación la parte social y hablan ahora de social employee advocacy o, lo que es lo mismo, convertir a los empleados en embajadores de tu compañía a través de las redes sociales.

¿Por qué es importante esta tendencia?

Hablar bien de tu marca no es (o no debería ser) únicamente tarea de tus clientes o usuarios. De hecho, pensándolo bien, ¿quién conoce mejor tu compañía que las personas que trabajan en ella?

La clave aquí está en considerar a tus empleados como un elemento fundamental para alcanzar los objetivos de comunicación y marketing de la compañía.

Beneficios de apostar por el social employee advocacy

El hecho de que los empleados, los directivos e incluso el/la CEO de una compañía tengan presencia activa en redes sociales proporciona un gran número de beneficios que no hay que dejar pasar por alto. Algunos son los siguientes:

  • Incrementa el brand awareness o conocimiento y visibilidad de la marca.
  • Mejora la reputación online
  • Multiplica el alcance de la comunicación de la compañía, especialmente útil en momentos clave o hitos importantes
  • Impulsa la estrategia de comunicación interna
  • Humaniza la marca
  • Aumenta la confianza del usuario y lo fideliza
  • Atrae talento a la compañía
  • Permite llegar a círculos más influyentes
  • Reduce el coste de otras campañas online

Claves para poner en marcha una estrategia de social employee advocacy

Como hemos visto anteriormente, el impacto de las publicaciones que realizan los empleados en redes sociales, con gran probabilidad, va a tener un alcance muy superior a si la misma comunicación se hiciera desde los canales corporativos de la compañía. Esto es así porque el usuario en redes sociales entiende que detrás de los primeros hay una persona, alguien real con nombre y apellidos. Esto incrementa el nivel de confianza y veracidad en lo que se está contando.

Por tanto, poner en marcha una estrategia de social employee advocacy va más allá de decirle a tus empleados qué es lo que tienen que publicar en sus redes sociales o, por el contrario, darles vía libre para que difundan lo que quieran.

Estas son algunas claves a tener en cuenta:

  • Trabajar para involucrar a los empleados en el día a día de la compañía y hacer que se sientan identificados con los valores que se promueven a nivel corporativo.
  • Establecer unas guías y directrices claras: en todo momento, los mensajes de los empleados tienen que estar alineados con la línea corporativa que sigue la compañía. Esto no implica cortar su libertad de expresión sino más bien indicarles algunas pautas de lo que pueden y no pueden publicar.
  • Incentivar la participación: una forma útil es utilizar redes sociales internas, procesos de gamificación o pequeños incentivos que motiven a los empleados a ser parte activa de esta actividad.
  • Proporcionar a los empleados la tecnología, los recursos y vías de comunicación necesarias, tanto para publicar en redes sociales como para resolver cualquier cuestión sobre la compañía.
  • Fijar unos objetivos y KPI’s para medir la efectividad y resultados de esta acción.
  • Importante, no obligar al empleado a publicar o promocionar nada. Tiene que ser una decisión voluntaria.

En definitiva, bien gestionado, el hecho de apostar por la visibilidad en redes sociales de todas las personas que forman parte de nuestra compañía puede ser algo realmente beneficioso para los intereses de tu marca.

Entradas relacionadas

¿Necesitas una idea o realizar un proyecto? ¡Contáctanos!




Autorizo al tratamiento de los datos aportados con el fin de que Varenga pueda cursar el formulario y acepto la Política de Privacidad y el Aviso Legal.

Menú