Branded Content: la nueva realidad de las marcas

La aparición de las nuevas tecnologías dio lugar, hace unos años, a nuevos canales de comunicación como Internet que permitían a las marcas llegar a su público objetivo de manera más sencilla y, en teoría, más eficaz. Esto fue la consecuencia de la desaparición del intrusismo al que la audiencia en TV estaba sometida. Sin embargo, ese intrusismo acabó apareciendo de nuevo con formatos como el pop-up o los vídeos ‘auto play’, entre otros.

A pesar de esto, poco a poco las marcas se han ido dando cuenta de la realidad que se está imponiendo en torno al Marketing y los consumidores.

Las demandas del usuario

El público demanda entretenimiento de calidad adaptado a sus necesidades y a sus deseos y ahí, las marcas tienen una oportunidad de crecer y de llegar a su target eficazmente. Así aparece el Branded Content, que no es otra cosa que generar contenido de marca de interés para tu público objetivo.

¿En qué consiste el Branded Content?

Este formato está cada vez más implantado en las marcas. El caso de Campofrío con sus ya típicas campañas de Navidad, fue uno de los primeros casos de Branded Content en nuestro país. Tanto es así que, según la tercera edición del Content Scope 2017, 9 de cada 10 empresas realizan Branded Content y el 11% de los presupuestos de comunicación en España se destina a esta disciplina.

Ahora es la marca la que genera el contenido de valor para su público objetivo y, lo más importante, lo controla personalmente. Es ella la que decide, en base a lo que demanda su target, qué es lo que se va a hacer y cómo.

El ROI del Branded Content

Debemos saber que el Branded Content genera una conversación en torno a la marca con el objetivo de atraer la atención del público objetivo y, esto sólo es posible, si tenemos una estrategia de contenidos en la que tenemos en cuenta lo que somos como marca y lo que desea nuestro consumidor.

Por esta razón, no hay que obviar el nuevo rol viralizador del consumidor. Con la aparición de las redes sociales podemos tener a millones de portavoces, siempre y cuando nuestro contenido guste a los usuarios.

No obstante, las empresas tienen que ser conscientes de que esto es una inversión a medio-largo plazo; el Branded Content no busca impactar ni obtener un ROI instantáneo con el que argumentar la inversión realizada. El ROI del Branded Content es la fidelización; si generamos una conversación perdurable en el tiempo que permita al usuario empatizar con la marca, seguramente consigamos que esta sea una opción preciada en el siguiente acto de compra.

En definitiva, es un formato lento pero muy eficaz, ya que no obliga al consumidor, sino que es éste el que decide consumir el contenido. La marca genera una comunidad de fans entorno al contenido que ofrece y los valores que transmite.

Entrada anterior
Google Trends para YouTube, Shopping, imágenes y noticias
Entrada siguiente
Un año de Adopta un Abuelo

Entradas relacionadas

Marketing de Contenidos

Guía Básica de Marketing de Contenidos El marketing de contenidos sigue siendo un pilar básico de cualquier estrategia de marketing, muy especialmente a nivel digital. Muchos de nuestros clientes lo…

Experiencias Inmersivas

Nuevas formas de contar historias ¿Te imaginas pasear por Marte en una misión espacial? ¿Bucear totalmente a salvo por la fosa de Las Marianas? En mi caso sería todo un…
Menú